Exils

Sinopsis

Un buen día Zano (Romain Duris) propone a su amiga Naïma (Lubna Azabal) saldar una deuda pendiente: echarse la música, su pasión, a cuestas, atravesar Francia y España para llegar a Argelia y conocer así la tierra que vio nacer y crecer a sus padres y sus respectivos ancestros. Con la libertad por bandera, estos emigrantes, hijos de la modernidad se dejan llevar en un viaje apasionante hacia sus propias raíces con parada en Andalucía, donde quedarán embelesados por el embrujo musical y la idiosincrasia de una tierra con tantos paralelos culturales con la suya propia. Una sucesión de encuentros y descubrimientos hasta las orillas del Mediterráneo, donde sólo el mar los separará de sus atávicos cimientos. Zano y Naïma han emprendido su exilio particular en sentido inverso, todo un homenaje al sacrificio de sus progenitores, pero esta vez llevados por su voluntad de encontrarse a sí mismos. Merecedora de la Palma de Oro a la Mejor Dirección en el Festival de Cannes de 2004, Exils es el decimocuarto largometraje de Tony Gatliff, argelino emigrante en Francia y voz cinematográfica del exilio, cuyos filmes son homenajes en imágenes al multiculturalismo, la fusión y la integración de las minorías, con la música como elemento eternamente vertebrador.