Rojo sangre

Sinopsis

Hubo un día, hace ya tiempo, en el que Pablo Thevenet (Paul Naschy) era un auténtico triunfador, un actor muy solicitado que trabajaba sin parar. Pero hace años que su estrella se apagó, y el trabajo para él escasea. Se tiene que presentar a cástings muy crueles, realizando siempre pruebas que no convencen ni a directores veteranos ni a noveles. Y lo que él considera más injusto es ver como triunfan en todos los medios actores que no lo son, cantantes que no cantan, presentadores lamentables, y tertulianos que exhiben sin pudor su vida y su cuerpo allí donde más les paguen. Por eso decide tomar una drástica determinación: liquidar a todos esos pseudofamosos que se llevan los millones por la cara. Pero no lo hace de cualquier manera, sino que, aprovechando sus dotes para el transformismo, cambia su aspecto para rendir culto a los grandes asesinos de la historia: Gilles de Rais, Iván el Terrible o el mismísimo Jack el Destripador.