Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Sinopsis

Harry está deseando que termine el verano para comenzar un nuevo curso en Hogwarts, y abandonar lo antes posible la casa de sus despreciables tíos, los Dursley. Lo que desconoce Harry es que va a tener que abandonar Privet Drive antes de tiempo e inesperadamente después de convertir a su tía Marge en un globo gigante. Un autobús noctámbulo, y encantado por supuesto, le llevará a la taberna El Caldero Chorreante, donde le espera nada menos que Cornelius Fudge, el Ministro de Magia. Quizás esta es la primera sorpresa que le espera a Harry este curso, un curso donde las experiencias que viva este joven mago se revestirán de mayor seriedad. Nuestro joven protagonista es advertido sobre un asesino llamado Sirius Black, responsable indirectamente de la muerte de sus padres, que se ha fugado de la prisión de Azkaban, la temible cárcel de los magos. También conoce Harry a unos seres atroces llamados dementores, guardianes de Azkaban y que pueden llevarse su alma con sólo mirarle. Para luchar contra ellos, el nuevo profesor de Defensa contra las Artes Oscuras le enseña el encantamiento "Expecto Patronum". Sobre Sirius, el profesor Lupin y la muerte de sus padres rondan muchas incógnitas que Harry desvelará después de pasar una oscura y reveladora noche en la Casa de los Gritos.