El día de mañana

El día de mañana

Sinopsis

El climatólogo Jack Hall (Dennis Quaid) acaba de hacer pública una investigación según la cual el calentamiento global del planeta podría desencadenar un catastrófico cambio climático en nuestro planeta. Al menos eso cree después de haber hecho diversas perforaciones en la Antártida, y haber visto con sus propios ojos como un bloque de hielo se desprendía de la masa de hielo antártica. Los avisos que hace a los dirigentes caen en saco roto, ya que ninguno de ellos cree que pueda producirse otro gran cambio climático como el acaecido hace diez mil años. Pero su aviso puede que llegue demasiado tarde...En diversos puntos del planeta se están produciendo extraños fenómenos climatológicos: granizo del tamaño de un melón sobre Tokio o tornados en el mismísimo centro de Los Angeles. Y los temores sobre la posibilidad de ese cambio repentino se confirman cuando recibe la llamada telefónica del profesor Rapson (Ian Holm), un colega suyo británico que trabaja en un observatorio en Escocia y que le confirma ese cambio climatológico masivo. Rapson ha observado como el derretimiento de la capa de hielo polar ha provocado un brusco descenso de la temperatura del agua del mar, lo que ha afectado a las corrientes marinas. Esto puede llevar al hemisferio Norte de nuestro planeta a una nueva era Glacial, que vendrá precedida de una gran tormenta de carácter global. Jack avisa a la Casa Blanca de que es preciso que los habitantes de los EE.UU. que vivan al Norte se trasladen a tierras del Sur para evitar la tormenta. Pero de repente se entera que su hijo Sam (Jake Gyllenhaal) se encuentra atrapado en la ciudad de Nueva York, donde había acudido para participar en un concurso escolar junto a algunos amigos. Y es que la ciudad de los rascacielos ha quedado aislada, primero por el agua que ha inundado la ciudad, y después por las bajas temperaturas, que van bajando progresivamente. Jack consigue hablar con su hijo por teléfono, y le dice que no salga de la Biblioteca Pública de Manhattan, donde se encuentra refugiado, ya que podría morir congelado. Jack decide ir hacia Nueva York para salvar a su hijo. Pero no será nada fácil.