Como Dios

Sinopsis

Bruce Nolan (Jim Carrey) es reportero en una televisión local en Buffalo (Nueva York), y su trabajo consiste básicamente en contar noticias humorísticas y de interés humano que hace muy feliz a los espectadores, excepto a él. Porque lo que él quiere es reemplazar al veterano presentador de las noticias, o en su defecto, cubrir noticias mucho más importantes que le permitan desarrollar el talento que lleva dentro. Por eso se siente desgraciado, y no para de quejarse ante quien sea. Incluso ante su novia, Grace (Jennifer Aniston), que tiene una guardería y que adora a Bruce, aunque siempre esté de mal humor. El colmo de las desgracias para Bruce llega el día en que tiene la oportunidad perfecta para reivindicarse ante los dueños de la cadena televisiva para la que trabaja. Se le pide que trabaje una noticia sobre el vigésimo tercer aniversario del famoso barco Maid of the Mist en las Cataratas del Niágara, y que además será transmitida en vivo. Pero la cosa no sale como él quería, pues antes desalir al aire en directo, recibe la terrible noticia de que el puesto de co-presentador de las noticias irá a parar al rival de Bruce. Frente a millones de espectadores, Bruce tiene un ataque y empieza a despotricar. Por ello es despedido de la emisora, y posteriormente golpeado por una banda de tipos duros que destrozan su coche. El pobre Bruce no tiene más que despotricar contra Dios por la mala suerte que tiene... A partir de ese momento empieza a tener señales que le conducen a un viejo edificio. Allí conoce al portero de la finca (Morgan Freeman) que es ni más ni menos que el mismísimo Dios. Éste asegura que ha oído todas sus quejas, y le propone un desafío: ponerse en su lugar para que vea lo difícil que resulta llevarlo a cabo, y tener contento a todo el mundo. Por eso le da sus poderes con lo que procede a hacerse uso de ellos en su provecho o simplemente para divertirse. Hasta que...