Mi vida sin mí

Sinopsis

Ann ( Sarah Polley ) es una joven de veintitrés años. Casada y con dos hijas, trabaja como limpiadora nocturna en una universidad a la que nunca podrá acudir como estudiante, y vive en una caravana en el jardín de su madre en las afueras de Vancouver (Canadá). Su marido ( Scott Speedman ) trabaja sólo esporádicamente a la espera de encontrar algo fijo con lo que poder ayudar en la economía familiar. La madre de ella ( Deborah Harry ) odia a todo el mundo, no simpatiza con nadie, y vive sola en su casa. El padre ( Alfred Molina ) lleva más de diez años en la cárcel. Y su mejor amiga ( Amanda Plummer ), que trabaja con ella como limpiadora, sólo se preocupa de adelagazar, aunque no se puede decir que esté precisamente gorda. Últimamente no se encuentra nada bien. Se marea, y tiene dolores. Por eso va a hacerse un chequeo médico. Allí se encuentra una desagradable sorpresa: tiene cáncer, y no le queda demasiado tiempo de vida. No quiere que la sometan a ningún tratamiento, y sobre todo, no quiere que nadie, a parte de su médico, sepa lo que le sucede. Ahora ha llegado el momento de comenzar a pensar en las cosas que nunca ha podido hacer, y que le gustaría ver realizadas antes de dejar este mundo. Así que elabora una lista con todo aquello que debe dejar atado. Así, conocerá a un joven ( Mark Ruffalo ) callado, solitario, cejijunto y misántropo, y surge el amor. Ann ha descubierto el placer de vivir.