Deuda de sangre

Sinopsis

Terry McCaleb ( Clint Eastwood ) es un veterano agente del FBI, implacable en todos los sentidos. Un hombre capaz de seguir todas las pistas, y resolver los casos de asesinato atrapando a los culpables como ningún otro investigador. Pero un misterioso psicópata, conocido entre los medios de comunicación como "El asesino del código", le está poniendo las cosas muy difíciles. En los lugares donde comete sus crímenes siempre escribe con sangre una extraña combinación de números. Precisamente en la investigación de un crimen cometido por el asesino, McCaleb descubre como éste está entre los curiosos, y empieza a perseguirle, con tan mala suerte que cuando está a punto de atraparlo, cae fulminado por un infarto. Aunque antes consigue dispararle, dándole por muerto. Al cabo de dos años, McCaleb se recupera de una operación de transplante de corazón a la que ha sido sometido. Después de esperar durante un tiempo, ha podido recibir el órgano que necesitaba para seguir viviendo. Ahora vive tranquilamente retirado en un barco que tiene anclado en el puerto de San Pedro. Pero esa tranquilidad va a durar poco, porque una mujer ( Wanda De Jesús ) le visita para revelarle un secreto: el corazón que lleva es el de su hermana, una joven madre que murió víctima de un asesinato todavía sin resolver. La mujer le pide que encuentre al culpable de la muerte, simplemente para buscar justicia, y ella cree que McCaleb es la única persona que puede hacerlo. A pesar de encontrar la oposición de su cardióloga ( Anjelica Huston ) y con la ayuda de un vecino entusiasta ( Jeff Daniels ) que se conforma con cubrir los gastos, McCaleb parece decidido a buscar a ese asesino. Aunque para ello se tenga que jugar la vida. Se trata de algo personal. Se trata de una Deuda de sangre.