¡Mátalo!

Sinopsis