Pensiones y otras ayudas

Es indignante retirar los incentivos para nuevos nacimientos y dejar que los padres se apañen como puedan. Y que tras décadas de cotizar, los jubilados deban depender de sus hijos (en el mejor de los casos) porque con su pensión no pueden afrontar ni gastos básicos. A eso sumamos vivienda a precios de caviar iraní y salarios mileuristas. Hace tiempo que la mal llamada izquierda ha perdido el norte. Señores políticos : tengan claro que una civilización que no vela por su ciudadanía y no respeta ni honra a sus mayores está sentenciada al exterminio.