Los increíbles 34

Me he quedado pasmado al oír por la radio el notición: ¡se ha dado la Medalla del Trabajo a treinta y tres personas! Pero ¿llega a treinta y cuatro el número de personas que realmente trabajamos en este país? ¿Y treinta y tres tienen tiempo incluso para ir a recoger una medalla? ¿Y el otro, para escribir esta carta? ¡Vamos, hombre, qué trabajo... cuesta creérselo! P. R. Ortega Amián.