El fin y los medios

Casi se había borrado de mi memoria la última vez que vi a dos equipos en un Mundial especulando con el resultado. Jugando a no jugar. Sucedió en 1982... y ha vuelto a suceder. La diferencia es que ahora ha sido la selección española, una de las favoritas a ser considerada la mejor selección del mundo. Con los millones que genera el fútbol en la actualidad, con lo que cuesta conseguir una entrada y con la ilusión de todas las edades que genera... no creo que nos merezcamos lo que sucedió, porque además sabemos que se puede ganar una Eurocopa siendo los mejores durante cada uno de los minutos de un campeonato. Viendo los diez últimos minutos del partido del pasado viernes contra los chilenos, hay cosas que no me cuadran. Campeón no es una palabra para los que juegan a no perder.