Mi mascota y yo

Tere Mi gato es un precioso persa de un año y un mes. Tenía muchas ganas de tenerlo, y cuando me lo trajeron no tenía ni dos meses. Desde entonces no sabría qué hacer sin Misi, intento estar con él el máximo tiempo posible. Siempre está siguiéndome. Donde voy, viene detrás de mí ronroneando. Es muy cariñoso y muy bueno, nunca me ha hecho ninguna trastada. Estoy encantada y a veces me pregunto qué haría yo sin él. No lo sé, la verdad es que lo quiero mucho.

Misi Mi nombre lo tenía muy claro mi dueña, siempre le ha gustado, y en cuanto me conoció me empezó a llamar así. Soy muy bueno, tranquilo, bastante dormilón y un poco llorón. Lo que más me gusta estar con Tere y siempre que puedo estoy encima de ella, dándole todo mi cariño. Ella me mima mucho y yo se lo agradezco ronroneando. Eso sí, me dan miedo los ruidos y, sobre todo, las tormentas. Pero llueva o haga sol, soy el dueño indiscutible de su casa y jugamos mucho juntos. Estamos muy bien juntos y por eso la quiero tanto.