Tráfico caótico

El tráfico en Zaragoza es caótico. Coches en doble fila a izquierda y derecha, aparcamiento prácticamente imposible en toda la ciudad (incluso el Actur).
Semáforos no coordinados para dar fluidez, rotondas que atascan las vías que confluyen a ellas (¿el Ayuntamiento no oyó hablar de los cruces a distinto nivel?).

Imprevisión total (carreteras colapsadas y sin posibilidad de ampliarlas a tres carriles, porque habría que tirar todos los puentes, el Metro y la red de Cercanías en el olvido), autobuses ineficaces (una distancia de 10 km puede tardar en ser recorrida hasta 45 minutos en hora punta; hagan la media).

La paciencia que tenemos ante la gestión de políticos y funcionarios es digna de mérito. Así nos va con el tráfico.