Ciclistas por las aceras

En respuesta a don Alejandro Villaverde, comentarle que los ciclistas que él dice que los acosan son sólo eso, unas decenas; pero como ciclista urbano que soy ¿qué opina de las personas mayores que pasean por el carril bici teniendo una hermosa y ancha acera a su lado?

¿Les gusta andar por lo verde?

Como conductor (que también lo soy) ¿qué opina de las personas mayores que cruzan una calzada por donde les parece bien? Los pasos de peatones y los semáforos también son para ellos y la seguridad del tráfico, ciclistas incluidos.

Parafraseando a este señor: reclamo correcciones ejemplares, como retirarles el bastón o el abono-mes para que no puedan alegar que se los acosa para multarlos y recordarle que cruzar una calle por donde no está permitido implica una sanción municipal. Y punto. Carlos. Zaragoza.

Esta carta es una contestación a la escrita por el señor Alejandro Villaverde, en la cual decía: «Somos miles las personas que diariamente  andamos por las aceras y son solamente decenas los ciclistas que nos acosan». Como bien dice, es tan sólo una minoría de ciclistas los que circulan por las aceras (y no creo que molestemos demasiado), otros muchos valientes se atreven por la calzada.

Yo soy una estudiante, que debido a mis horarios y ocupaciones, debo realizar  muchos viajes a lo largo del día, y sí, voy en bici por la acera. ¿Se ha preguntado usted por qué? Póngase en situación: usted es un ciclista, y respóndase a estas preguntas: ¿voy seguro por la calzada?, ¿me respetan los demás conductores como ciclista? Estoy convencida que su respuesta es no.

Estas preguntas no se me pasarían ni a mí ni a nadie por la cabeza si hubiera más carriles bici o los autobuses no tardaran tanto tiempo. Usted reclama, pero yo y demás ciclistas, también. ¡Ah!, por favor, no nos llame insensatos. Y punto. Laura Salvador Lacambra. 18 años.

Soy una de esas personas que se preocupa por el medio ambiente y que cada día se monta en su bici para circular por Zaragoza. Esto es toda una aventura: calzadas sin arcén, coches que te ignoran, coches aparcados en doble fila, peatones caminando por los carriles para bici.

Pero ¿cómo pretenden que no ocupemos las aceras? Por razones de seguridad y sin intención de acosar a nadie. Sara Gimeno. 21 años.

Respecto a «Las bicicletas, a la calzada», al igual que las personas que andan por la calle, los que hacen uso de la bici tienen derecho a no ser atropellados por los conductores.

En mi opinión, lo que hay que hacer no es prohibir su circulación por la acera, sino ampliar el carril bici. Los que van montados en ellas tienen más cuidado con los viandantes de lo que la gente piensa, la idea no es ir por ahí atropellando a nadie. Bea.