Sin el móvil

Deseo expresar mi denuncia acerca del indignante funcionamiento de Amena en Valladolid. He tenido la desgracia de haber sufrido un robo del teléfono móvil, he necesitado ocho días para tener operativa mi línea y he sufrido la desconsideración del distribuidor oficial.

A pesar de todas la denuncias que sufren las operadoras siguen haciendo lo que les da la gana y ningún organismo oficial soluciona los problemas que ocasionan a los ciudadanos.

Simplemente indignante, y si todos los afectados prescindimos de los móviles un tiempo les puede servir de escarmiento. Propongo iniciar una guerra contra el uso del móvil.