¿Valencia moderna con Metro aéreo?

Les escribo para hacerles partícipes de mi descontento acerca de un tema que se está larvando en mi ciudad, Valencia. Hace ya un tiempo que las urbes modernas están dotadas de Metro, por supuesto subterráneo.

Pues Valencia es un caso raro, ya que aquí las nuevas líneas de Metro son aéreas, es decir, van creando nuevas barreras arquitectónicas con todo lo que ello supone.

El caso práctico lo tenemos en la calle Almazora. Allí van a hacer emerger el nuevo Metro que desde el centro de la ciudad se dirigirá al barrio de Orriols.

Con él verán la luz una serie de despropósitos, como que el Metro emerja a la altura de un colegio (el Max Aub), público, claro. Esto será en la calle Almazora n.º 64, y ocasionará ruidos, vibraciones, impondrá barreras arquitectónicas...

Pero no importa. Realmente, y entre nosotros, los niños no se van a quejar. Quizá algún profesor se sienta molesto, pero ya no se podrá remediar, y una vez más en nuestra Valencia moderna nos habremos olvidado de los más débiles, nuestros hijos. ¡Yo me niego a ello!