Fumaremos en el baño

A este Gobierno le ha dado por prohibirlo todo, menos los robos, saqueos… Las sanciones de los casos realmente graves bajan, no hace falta ni buena conducta, ya que difícilmente los pillan, y si hay suerte quedan libres. En casos de menos importancia, como el de los fumadores –que ya pagamos impuestos de más–, ¡hasta nos miran como si fuésemos bichos raros! Andamos constantemente como los cangrejos; por mucho que nos cueste, volvemos al colegio, ¡a fumar en los cuartos de baño!