Afán recaudatorio

Leo que nuestro alcalde quiere seguir colocando parquímetros y quiero mostrar mi indignación. Un trayecto que realizo en coche cuatro veces al día me llevaba 20 minutos; como el señor Gallardón decidió colocar parquímetros en mi lugar de trabajo, ahora debo pelearme a diario con el transporte público y tardo más de 45 minutos.

Si no puede pagar la M-30, que lo hubiese pensado antes. El anterior alcalde no era una joya, pero no me acordaba de él cada día.