¿Quién cambia al niño que se hace pis?

Acabo de leer el artículo en 20 minutos y, la verdad, creo que no tienen ningún tipo de razón. Soy profesora de jardín de infancia y primaria y he estado cambiando a niños que por algún tipo de ‘suceso’ han sufrido esos pequeños accidentes. Es una norma de régimen interno, o del llamado currículum oculto, el no dejar a un nene mojado o sucio. Cualquier profesor o técnico que lea estas palabras sabrá de lo que hablo. Jamás se dejará a un niño sucio en clase, y mucho menos se llamará a los padres, debido a que existe un cajón con ropa que sirve en estos casos como ayuda. Creo que el sentido común impera, ante todo.