Conductores de Metro y bus

Estoy de acuerdo con lo mal que funcionan los transportes públicos, concretamente el Metro y el autobús. Pero no podemos culpar a los conductores o personas que están dando la cara, ya que ellos están haciendo su trabajo lo mejor posible. Tienen que soportar insultos, que les pidan las cosas de mala manera, que les hablen mal, el tráfico y encima que ni siquiera les den los buenos días al subirse al autobús.

Deberíamos aprender a respetar más este trabajo y no ser tan exigentes con personas que están igual de perjudicadas que nosotros. Desde aquí, un apoyo a todos los conductores y trabajadores de transportes públicos, ¡hay mucha gente que os entiende y apoya! En especial, un saludo a Álex, mi novio, que es un conductor excelente.