Especulación en la huerta

La especulación inmobiliaria está acabando con la huerta valenciana. Hace unas semanas se conocía la expropiación de unas alquerías y casas de pueblo en la pedanía de Castellar por la ejecución de un PAI. Pero ahí no acaba la cosa, la sequía que amenaza y los campos y las alquerías existentes en esta pedanía están viendo cómo sus pozos y acuíferos, de los que dependen para su abastecimiento diario, se están quedando sin agua. La razón es la construcción en sus proximidades de un edificio de viviendas en la calle L’Aurora. La construcción de dicha finca está situada en el límite del casco urbano.

Se está llevando a cabo la extracción de agua del acuífero que abastece a los pozos de las alquerías. Durante aproximadamente dos semanas que se están realizando las obras, bombean agua día y noche del acuífero y lo están vertiendo con un desaprovechamiento total de la misma, pudiendo ocasionar daños irreparables.