Piratería sólo para unos cuantos

Estoy cansada de escuchar que tanto las grandes compañías, como los artistas están a puntico de morir de hambre. Quizá exagere con la expresión, pero qué me dicen de los pobres que cobramos 600 euros al mes, con los cuales tenemos que comer; vestir; muy de vez en cuando salir; si vamos de compras, sin comprar…

El único capricho que nos damos los domingos, pa' no pecar, es ir de escaparates. ¿Me quieren decir de dónde saco la pasta para la música? O bajan los precios o le sigo comprando al negrico de mi barrio, que también tiene que vivir. No me imagino yo a ninguno haciendo números, por muy artista que sea, para llegar a fin de mes sin pedir prestado.