El rojo justiciero

Primero fue en la revista Vogue, después en Zero y ahora la publicación es Marie Claire. Entrevistas, reportajes y portadas en revistas de moda que constituyen momentos de gloria para el presidente del Gobierno.

En el semblante de su personalidad trazado en Marie Claire, además de calificarse como rojo (una expresión que apesta a naftalina y que es un claro indicativo de su sectarismo y de su radicalidad), se resalta su condición de «justiciero de las mujeres».

Pero se trata de una pose más de alguien que tan encantado está de haberse conocido: este superhéroe feminista, por ejemplo, jamás ha mostrado preocupación  por los millones de mujeres que son reprimidas y sojuzgadas en el mundo islámico.

Más bien propone que se llegue a una «alianza de civilizaciones» con los que  imponen tesis como que el testimonio de una mujer vale la mitad que el de un hombre.