Naciones independientes

Los vascos, catalanes y ahora también gallegos quieren cada vez más separatismo de España. Naturalmente que muchos se siguen sintiendo españoles, pero los votos en las urnas ahí están.

Piensan que los demás sólo estamos para cobrar el paro y para fiestas que organizamos con sus impuestos, porque los demás no madrugamos, ni trabajamos, ni cotizamos igual que ellos.

El resto de los españolitos no aportamos nada a su economía. Además, nunca visitamos sus «países», ni vamos a sus hoteles, ni probamos su gastronomía. Lo que más siento son los votos para esos separatistas de los hijos cuyos padres se fueron allí a trabajar por un mísero jornal y levantaron Cataluña y Vascongadas.