Estudiantes de Medicina olvidados

Casi medio millar de estudiantes de Medicina, enfermería y Terapia Ocupacional ven peligrar sus prácticas en el Hospital Clínico debido a las obras que obligan a desalojar la mitad norte del centro. El período de duración de esta reforma ha sido acortado notablemente, abordando la obra en su totalidad en vez de por partes, como estaba prevista. De forma precipitada se han repartido los servicios en varios hospitales.

Pero la Consejería de Sanidad olvidó por completo que se trata de un hospital universitario, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, y no contó con la necesidad de recolocar a los alumnos que, de un día para otro, han descubierto que no tienen dónde realizar sus prácticas docentes. En los planes de la Consejería tampoco estaban incluidos los médicos internos residentes, los cuales tras haber sacado su plaza MIR para este hospital, han sido dados de lado por las instituciones. Todo esto se suma a los múltiples problemas laborales que vienen sufriendo los trabajadores sanitarios del centro. Sin unas buenas condiciones y una adecuada formación de los profesionales del futuro, la salud de Madrid está en peligro.