Películas 'peligrosas'

Se ve cada vez más clara la idea del Gobierno español, de eliminar cuanto antes todo lo que huela a cristianismo. Queremos implantar un paganismo que llamamos así simplemente porque no sabemos nada de la historia. ¿Nos parece que Aristóteles o Platón eran paganos porque sí? No es que fueran paganos. Simplemente se les llamaba así porque no conocían a Dios. Hablaban de los dioses con mucho respeto.

Tanto Mar adentro, aquella película tan sensiblera, como Ágora, que está ahora en pleno apogeo, tienen a nuestros ministros sobrecogidos. Son películas maravillosamente peligrosas y bien hechas. No nos damos cuenta del mal fondo de la trama. Todos, menos alguna minoría, vemos la película y, sin ningún criterio, oímos comentar : «¡Qué buena!», y le hacemos eco.