Abortar no es un vicio

Abortar ni es agradable ni fácil ni cómodo ni divertido. Éste es un hecho que deberían explicarle a las personas que, jersey sobre los hombros y de la mano de niños impecables con su uniforme de boutique infantil, se manifestaron en Madrid. Abortar es un derecho, no una obligación, que deberían tener todas las mujeres, ya que traer un niño a este mundo es una responsabilidad enorme.

Habría que explicarles también que la vida no es fácil, que la gente se intenta buscar la vida de mil maneras para poder sobrevivir y llevar una vida digna, que no todo el mundo tiene un techo bajo el que dormir, que muchas personas no tienen pan que llevarse a la boca y que lo único que les falta es buscar todo esto para dos. Mucho más irresponsable es traer a un niño a este mundo y que comparta tus miserias. Al legalizar el aborto no se obliga a nadie a abortar señores, ténganlo claro.