La subida de los impuestos

La subida de los impuestos indirectos que el Gobierno pretende imponer supondrá, sin duda, una medida altamente injusta. Los trabajadores, por ejemplo, que perciben un salario bajo, se verán obligados a gastárselo en su totalidad y les tocará pagar el 100% de sus emolumentos.

Por otro lado, los que perciben sueldos altos, como, lógicamente, no se gastarán la totalidad de lo que perciben, pagarán por dicho concepto un porcentaje inferior.