Perdió el PZP

Lo normal sería que el PSOE oyera, después de perder en Galicia, este segundo aviso que supone el exitoso implante de Oreja Mayor. Pero el problema de fondo es: ¿existe hoy el PSOE, es decir, un partido capaz de volver a sus principios y renovar sus cargos, o sólo ya el Partido Zapatero Presidente, el PZP, incapaz de “levantarse tirándose de las orejas”, como todo partido personalista, caciquil?

Recordemos que el continuo zigzaguear oportunista ante los poderes fácticos de ZP ha ido dejando por las cunetas a los dirigentes y militantes consecuentes con su ideología, los más desinteresados y activos; que su política de “campana de Huesca” ha ido eliminando a todos los barones del partido que pudieran servir de contrapeso; y que se ha rodeado de ministras y colaboradoras serviles, con el más astuto machismo, disfrazado incluso de “feminismo”. Desaparecido todo dialogo interno -y, con más razón, con la sociedad-, estando su lista de relevo en Blanco, ZP se dirige incontestablemente a intentar una requeteelección, cuyo resultado no es ya nada difícil de pronosticar.