A ti que me robaste el móvil

Quería dar las gracias a esa persona que me robó el móvil el viernes 8 de mayo en una conocida tetería de Fuenlabrada. Gracias por hacerme perder todos los números de mi agenda; gracias por hacerme perder datos y fechas importantes; y sobre todo gracias por empeorar el ambiente de un sitio tan agradable como esta tetería, porque gente como tú es la que sobra en la sociedad. A ti, joven, con medios económicos, que disfrutabas de un rico té, de una cachimba, de un batido... y sucumbiste al capricho de coger un móvil que ni siquiera te hacía falta, gracias. Espero que disfrutaras leyendo toda mi vida personal y viendo las fotos de mis familiares y amigos. Por último quería pedirte disculpas por habértelo bloqueado a través del número IMEI, espero que no te haya molestado demasiado.