Pandemia vírica verbal

Pocas veces entro en algún foro porque siempre salgo escaldada: ¡qué tono más poco amigable! Parece que medio mundo está contra el otro medio mundo. Echo en falta un poco más de civismo, de respeto a las ideas ajenas, de comprensión, de querer entender diferentes puntos de vista. ¿No es más enriquecedor a nivel personal pensar que no siempre lo que defiendo es lo más correcto? Podríamos en alguna ocasión leer/escuchar a los demás con intención de aprender algo, de intentar interesarme por lo que dice, de por lo menos respetar a otro ser humano. Sin embargo con frecuencia los medios que tenemos para opinar parecen carne de carnaza para animales hambrientos y deseosos de ver sangre. Esta opción no es sana ni para el que opina, ya que aumenta su cerrazón y odio a los demás, ni para la sociedad, que se vuelve intransigente y despectiva hacia los que tienen ideas diferentes. Reconozco que el ambiente político forma parte de esta pandemia que es peor que el virus más peligroso ya que ataca a la esencia de la pacífica convivencia.