Velan... ¡por su bolsillo!

¿Acaso creen que nos engañan? Dejen de decir que velan por nuestra seguridad cuando lo que realmente les interesa es su afán recaudatorio. En concreto me refiero a la Guardia Civil. ¿Acaso es seguridad que te obliguen a parar en medio de la M-40 cruzando cuatro carriles? Y lo peor fue ver cómo el guardia civil de turno me ponía una multa con una sonrisa en la cara, regocijándose en mi mala suerte.

Para él, tal y como se comportó, su alegría del sábado fue ponerme una multa

Deberían vigilar mejor quienes acceden a estos cargos porque, obviamente, son personas que carecen de autoridad en sus vidas y tienen que ejercerla vestidos de uniforme y contra los más indefensos. Yo después me fui a pasar un buen rato con mis amigos y se me olvidó el disgusto. Para él, tal y como se comportó, su alegría del sábado fue ponerme una multa. Lamentable.