Bomberos de M-30 y privatización

El viernes publicaban en su periódico la noticia de la protesta de los bomberos de la M30, quienes se quejan por la falta de materiales adecuados para realizar su trabajo.

 

Es la privatización, aunque los políticos lo disfracen de 'mejor gestión' o cualquier otra milonga

Quisiera hacer notar que este problema es solo una muestra de la que se nos viene encima con la privatización de los servicios públicos. Si estos bomberos dependiesen del Ayuntamiento de Madrid y no de una empresa privada no se daría el caso de que sus jefes prescindiesen de material de seguridad para ahorrar dinero y aumentar así sus beneficios. Traslademos esto a la sanidad, al Canal de Isabel II, a los transportes públicos, a los servicios sociales, a las guarderías, etc. Si se privatizan habrá empresas que gestionarán los servicios públicos y solo verán en ellos una manera de ganar dinero; por tanto, todo lo que no sirva para aumentar los beneficios será prescindible.

La calidad de los servicios se deteriorará según les interese a los dueños de las empresas. Eso es la privatización, aunque los políticos lo disfracen de 'mejor gestión', 'participación de los ciudadanos' o cualquier otra milonga. Y ese será el futuro de los madrileños mientras nos gobiernen quienes lo hacen en estos momentos.