Nada me impide ir a Madrid

Quiero expresar mí opinión a este periódico sobre una noticia referente a las barreras arquitectónicas en el Metro de Madrid. Yo también soy discapacitado y usuario del Metro y cada vez que veo una anomalía en el servicio me pongo en contacto con el centro de atención al cliente para poner la debida reclamación al respecto, también me he dirigido por carta al Consorcio Regional de Trasportes y a la EMT.

Sobre las barreras arquitectónicas y el tipo de trenes que circulan en las líneas 1 y 6, que son antediluvianos, puedo decir que desde el Consorcio me dicen que esto depende de los gobiernos pero que en 10 años aproximadamente el Metro estará totalmente adaptado para todos. Por otro lado a las personas que vienen en el periódico (José Pedro, persona invidente, y Consuelo, que estás en una silla de ruedas) daros mucho ánimo por superaros día a día. Soy discapacitado pero a mí mi discapacidad no me va a impedir ir a Madrid ni viajar en el Metro.

También puedo decir que me he caído en la estación de Diego de León pero no por ello dejo de usar el Metro ni de ir a Madrid. Y a las personas que estamos así las defiendo y pongo quejas para que todas y cada una de las barreras arquitectónicas se solventen a la mayor brevedad posible un saludo.