Armas españolas en Gaza

Último informe de Amnistía Internacional: entre 2007 y la primera mitad de 2008, España vendió a Israel material de defensa y productos de doble uso por valor de 4.446.245 euros: armas, balas, cargas de demolición, explosivos, etc.

El presidente Rodríguez Zapatero no tiene por qué saber la cifra exacta. Dijo en la tele «un millón de euros» y no se sonrojó al no entender que un solo euro ya era un crimen.

Sabe que Israel no cumple las resoluciones de las Naciones Unidas ni el dictamen de la Corte Internacional de Justicia sobre el Muro en Cisjordania

Porque sí sabe que Israel es un Estado invasor y ocupante. Y que la compraventa de armamento contraviene al código de conducta. Sabe que Israel no cumple las resoluciones de las Naciones Unidas, ni el dictamen de la Corte Internacional de Justicia sobre el Muro en Cisjordania.

Si Zapatero quiere ser coherente y defender el derecho internacional, hace falta que establezca la prohibición de relaciones militares con Israel y suspenda su acuerdo preferencial con la UE; y pida indemnizaciones por la ayuda española destrozada, como el aeropuerto de Gaza. Vender armas y premiar a un Estado ocupante es ser cómplice. Santiago González. Comité de Solidaridad con la Causa Árabe.


ZP dice que no conocía la existencia de la mayor crisis financiera de la historia de España
hasta prácticamente un día antes de venírsenos encima, y ahora nos enteramos de que sabe a ciencia cierta que las armas que él mismo y su Gobierno han vendido a Israel no se han utilizado para atacar al pueblo palestino. ¿Las tendría marcadas? Arturo Robles García