Nos están robando las estrellas

En la Palma de Cervelló, la población donde resido, desde donde con dificultad me podía hasta ahora asomar a ese cielo que es patrimonio de la humanidad para contemplar y disfrutar de lo que cada vez es más difícil de lograr, ver las estrellas, este mismo año 2009, Año Internacional de la Astronomía, algún técnico en urbanismo sin ningún escrúpulo, secundado por el equipo de gobierno de este ayuntamiento que se autodefine como defensor del medio ambiente de nuestro pueblo, nos priva definitivamente de ese espectáculo gratuito que la naturaleza nos brinda.

No tienen bastante con no sustituir el alumbrado público antiguo y obsoleto fuera de toda normativa, sino que tienen la osadía de inaugurar obra pública de nueva construcción sobre iluminada con luminarias que no cumplen con la Ley 6/2001, de 31 de mayo, de ordenación ambiental del alumbrado para la protección del medio nocturno.