Árboles en la ciudad

Los árboles son imprescindibles para la vida humana. Como todo el mundo sabe, protegen la atmósfera, el suelo y las aguas, son abrigo de pájaros y pantalla contra el viento y el polvo, además de una gran fuente económica.


Aunque en Vía Hispanidad dicen que plantarán muchas zonas verdes, lo que era el pulmón de Zaragoza (los pinares de Venecia), se ha quedado en ‘medio pulmón’ por las ampliaciones del cementerio, el tercer cinturón y Puerto Venecia.


La nueva Romareda, la estación Delicias y la plaza del Pilar parecen sartenes del infierno en verano y estepa siberiana en invierno. Ahora, además, les da por plantar palmeras, que necesitan  mucha agua y calor, se secan en verano y se hielan en invierno. Plantemos más árboles, miles de árboles en las ciudades, y éstas serán más sanas y humanas.