No fume, por mi salud

Me encanta el baile, y a mis 49 años, la música y el baile son para mí uno de los medios más importantes para relacionarme y divertirme.

Sin embargo, en pleno siglo xxi, las personas sanas tenemos que soportar en lugares públicos de ocio, como discotecas o cafeterías, a masas de fumadores sin respecto, educación y malolientes.

Y todo esto apoyado por empresarios del sector, que lo fomentan, y por un Gobierno vasco, Departamento de Sanidad y demás instituciones responsables, que se lavan las manos y dan la espalda a un pueblo que quiere ser sano, libre, responsable y europeo, no tercermundista.