La ordenanza de los perros

Si te das un garbeo por la plaza La Viña, en La Florida, a primera hora de la mañana, te encontrarás la plaza llena de perros depositando sus necesidades en la tierra del parque donde juegan los niños y donde los mayores también pisamos. Y llevamos a casa, como siempre, el dichoso regalito en la suela.

¿Habrá a partir de ahora algún policía que controle esta ordenanza? ¿Habrá policías en todas las plazas y parques donde tienen más posibilidad de llenarse los bolsillos a base de multas a fin de mes?

Muy bonito es leer la nueva ordenanza de limpieza, pero hay que cumplirla para que aún sea más bonita. A ver si la alcaldesa Castedo pone firme a más de uno.  Alicante