Demanda de carriles bici

En Zaragoza no se puede hablar de la existencia de 21 Km de carriles bici (distancia ridícula e insuficiente).

Sino que escasamente se dispone de la mitad, porque los 10 Km del tercer cinturón y diversos tramos más, no son carriles bici, sino que son trozos de acera pintados de otro color con los rebajes de los bordillos mal hechos y por los que podemos encontrar personas paseando, patinando, etc.

Si queremos disponer de una red de carriles bici funcional y segura, el Ayuntamiento debe crear auténticos carriles bici en los que la calzada para las bicicletas esté fuera de la acera, a la misma altura de la de los vehículos a motor y separada de ella por un bordillo; un ejemplo lo tenemos en el lateral de Helios.

Mientras esperamos que se creen auténticos carriles bici, los ciclistas seguiremos circulando por la calzada, que es más seguro que circular por la acera, y además no rompemos las llantas al chocar con cada bordillo.