Entradas agotadas

Tenía previsto asistir, el próximo sábado día 12, al Concierto para el día de los enamorados que la Orquesta Sinfónica Provincial interpretará en el Centro Cultural Provincial de calle Ollerías.

Las entradas se pusieron a la venta el viernes de la semana anterior –es decir, el pasado viernes 4–, a partir de las 10 de la mañana. A la una de ese mediodía acudí confiado a comprar las entradas. Grande fue mi sorpresa y decepción cuando la funcionaria del mostrador me dijo que se habían agotado a las doce.

Parece ser que es habitual que suceda con los conciertos de música clásica, debido a lo económico de su precio, 1,50 euros, y al reducido aforo de la sala, 300 personas.

Si la Diputación quiere promocionar eso, la cultura, ¿por qué no repite los conciertos de clásica los domingos por la mañana?

Sería además rentabilizar el esfuerzo que supone al director y componentes de la orquesta preparar y ensayar cada evento, del que solamente pueden beneficiarse y disfrutar 300 personas. Y quizá se evitaría con ello el tumulto que se forma cada sábado para entrar por abrir la sala sólo media hora antes del comienzo.