Un congreso puede ser un atraco

Tengo una hija celíaca y como madre me preocupo de todo lo referente a su enfermedad. Cuando leí que iban a realizar el primer Congreso Internacional de Celiaquía pensé: aunque tenga que cambiar el día de trabajo (soy enfermera y, por lo tanto, trabajo fines de semana alternos) iré, porque siempre aprendes cosas nuevas y puedes cambiar impresiones con otras personas que tengan la misma patología.

Pero vuelvo de vacaciones y me encuentro con que la inscripción cuesta ¡80 euros! ¿No pagamos una burrada por todos los productos sin gluten? Encima tenemos que pagar por asistir a un congreso. Eso sí, a los socios nos hacen descuento. Ejemplos: 4 palmeras de chocolate, 7,25 euros; un panecillo de 100 gramos, 1,70 euros; un paquete de fideos, 4,25 euros. Me da vergüenza.