Los morosos crecen en España

El aumento de la tasa de morosidad de los créditos puede no preocupar mucho al vicepresidente económico, Pedro Solbes, que sigue declarándose "muy tranquilo" sobre la situación del sistema financiero español ya que "eso puede ser un problema de los bancos'". Sin embargo, a nadie se le escapa que el dato -más del doble de la mora registrada en 2007- es un nuevo y preocupante eslabón que añadir a la interminable cadena que cada día lastra un poco más la economía de este país.

También lo es que históricamente las familias españolas detraen recursos de donde sea para hacer frente al pago de sus hipotecas, pero con 28.408 millones de euros atrapados ya en créditos dudosos y el euríbor en máximos, el sosiego que siempre se empeña en aparentar Solbes ya se asemeja más a una pose fingida que a una reacción seria ante la vertiginosa tendencia de la morosidad.