Sobre la niña nacida en agosto sin huesos de cristal

Dice una vieja canción de Revólver que el Dios en agosto está de vacaciones. Quizá por eso haya nacido en Valencia la primera niña que se ha salvado de heredar la dolencia de los "huesos de cristal" (osteogénesis imperfecta). Gracias a la selección genética esta niña ha conseguido romper la cadena de una terrible enfermedad que, hasta ahora, era hereditaria.

La mejor forma de combatir el dolor, el miedo y la incertidumbre es con el avance del conocimiento

Es indudable el poder que tiene el saber científico para explicar lo que sucede en nuestro mundo; más allá de eso podemos encontrar usos inmorales en los ensayos clínicos que se hacen con células madre o manipulación genética, pero en esto como en todo, hay que promover y sancionar las conductas según el caso.

Sin ánimo de contraponer la divinidad y la ciencia, queda claro que la mejor forma de combatir el dolor, el miedo y la incertidumbre es con el avance del conocimiento... y que además, sea aplicado en beneficio de  todos. Enhorabuena a la familia, al equipo médico y por supuesto... a la niña que se rebeló contra su destino para nacer sana.