Votar en Eurovisión

Como todos los años, a la hora de las votaciones, en Eurovisión todo son amiguismos. Se votan entre países vecinos, entre los satélites de Rusia, entre escandinavos, bálticos. Y no se tiene en cuenta la canción, la letra, la coreografía y la presentación.

Los puntos de España han sido de los mismos de siempre, pura diplomacia. Había canciones que han pasado desapercibidas en las puntuaciones siendo musicalmente perfectas y pegadizas.

No puede ser que cada año el gurú de Eurovisión, José Luis Uribarri, acierte todos los países que obtenían votos. El festival no promociona bien las canciones porque después de unos meses nos olvidamos del tema, el ganador y el país organizador.

Posiblemente la canción española, aún siendo una porquería, va a ser muy comercial este verano y va a sonar por las televisiones y radios. El nivel ha sido bueno; la organización, inmejorable, van desapareciendo las horteradas, aunque en España siempre vamos a contracorriente.