Calentamiento global

Hay que amar el planeta. Yo me siento bien cuando: hago una bolsita de basura a la semana, porque procuro comprar cosas no desechables (envases...). El agua fría del principio de la ducha la echo en un cubo. No abro nunca el agua caliente para las manos, fregar o lavar. Aprovecho el agua de aclarar para macetas o el servicio.

No tiro bolsas de plástico y las uso para volver a comprar. Procuro comprar líquidos en cristal. Comestibles frescos sin bandejas de plástico. Hace años ya me di cuenta de que en la atmósfera hay multitud de líneas aéreas contaminando. La de cosas que trasladan de un continente a otro en avión sin ser necesario, sólo por economía egoísta.

En fin, multitud de cosas cotidianas, que es amor directo y sentido dentro de uno mismo por nuestro entorno, planeta y universo. Creo que tú también las harás a montones. Un abrazo amoroso por el medio ambiente. Alicante