¿Un casco de Policía, para orinar?

En el último programa de televisión " Yo estuve allí" el señor Cela Conde, contó con desparpajo, cómo su progenitor, el premio Nobel de Literatura, había solcitado a un policía local (la misma profesión que la mía) , en el año 1968, su casco (prenda reglamentaria de cabeza) con el propósito de orinarse dentro, ya que según argumentó de manera confusa, al estar el casco sufragado con fondos públicos y ser él ( el afamado autor) un buen contribuyente, tenía perfecto derecho de mear dentro del mismo.

Ante tal manifestación de valentía hecha ante un humilde servidor público, cabe preguntarse: si los despachos oficiales de las zonas nobles de las instituciones y magistraturas del Estado, también están sufragados con fondos públicos, ¿habría sido capaz de intentarlo? Seguro que no. Moraleja: Trata a los de abajo sin humillarlos y a los de arriba sin humillarte.