Me estoy quitando

Llevo 9 horas sin fumar. Bueno, no empezaré mintiendo, porque después de comer he robado una calada, pero sólo una, lo juro.

Lentejitas, campo, buenas compañías (fumadoras)... Y yo sin poder llevarme un piti a la boca.

Me duelen las mandíbulas de la cantidad de chicle que he mascado ya, y el tamaño de mis uñas ha mermado considerablemente desde ayer. Y, si ya no puedo comer ni chicles ni uñas, ¿qué haré mañana (hoy para los que me leéis) cuando llegue al trabajo y ya no pueda fumarme el cigarrito de después de la reunión, ni el de la confraternización mañanera, ni...?

La respuesta la hallaréis en mi blog, dentro de www.20minutos.es. Allí espero seguir recibiendo vuestros mensajes de apoyo; éstos son sólo una muestra:

El problema es que asociamos momentos determinados con el hecho de encender un cigarrillo. Poco a poco se van asociando a otras cosas. Cuesta, pero merece la pena... Muchísimo... César.

Venga, Virginia, no te asustes... No es tan complicado. Es cuestión de constancia en NO encender el primer cigarrillo. Dalmo.

Es mi quinto día sin fumar y me ha ayudado muchísimo leer tus post y los de todos los que narran aquí sus experiencias. Hace cinco días no hubiese apostado por mí misma. Sipuedo.

Cada vez que te entren ganas de fumar, piensa en todos los ojos que te están mirando y en todos los que te apoyamos, pero, sobre todo, piensa en ti. Amcm.

No me parece buena idea que lleves tabaco en el bolso los primeros días. Winter.

Me subo al barco de Virginia y espero que no sea el Titanic, que no se hunda... Dios 40.

Agua. Agua. Agua. Eso fue lo que me ayudó a mí. Tomás.

Yo también fumo y me estoy planteando dejarlo. Nunca lo he intentado, pero te animo de corazón y pienso que lo conseguirás. José M.ª Navarro.