Tussam

Hola, me llamo Juan y soy un bebé de cuatro meses. El motivo de mi queja es que el otro día a mi madre y a mí no nos dejó subir un señor conductor a un autobús cuando hacía 40 grados y eran las dos de la tarde. Pasé un calor...

Bueno, el conductor decía que no podíamos subir porque mi carrito es un bulto y que había que plegarlo, y yo tener que ir en brazos de mi madre. Mi madre se puso muy enfadada porque decía que llevar un niño en brazos está prohibido por el Código de Circulación.

No hubo manera; mala suerte para los bebés en el transporte público sevillano. Dicen que hay que utilizar el transporte público, pero no tengo ganas de salir rodando en un frenazo.

¿Tanto estorbo en mi carrito? Cualquier padre o madre sabe que es difícil moverse por Sevilla (bordillos, baches, estrecheces) y, encima, estos señores me impiden viajar seguro.

¿Para qué? ¿Para ahorrar medio metro cuadrado? ¿No podrían pensar un poco en nosotros los pequeños? Dicen que nacemos pocos, pero es que se nos quitan las ganas.

Pasé un calor...