Ecologista en prisión

Sólo queríamos molestar un minuto para recordarles que en medio del nuevo talante hidrológico, hay ecologistas presos por intentar detener la construcción de una presa, la de Itoiz. No hirieron a nadie, sólo cortaron unos cables. El estropicio fue gordo, eso sí. Más gordo será si algún día se desliza la ladera, como avisan reputados geólogos, y salta el agua por encima de la presa. Y más gordo es cargarse un valle por una política hidrológica desfasada.

El grupo se llama Solidarios con Itoiz. Iñaki estuvo casi cuatro años seguidos en la cárcel e Ibai lleva desde marzo del 2004. Pedimos humildemente su libertad.